lunes, 16 de febrero de 2009

LA FALTA DE MOTIVACIÓN E INCENTIVO DE LOS OFICIALES SUBALTERNOS PARA PARTICIPAR EN EL CURSO “KAIBIL”

RESUMEN:

El General de Brigada Pablo Nuila Hub, Fundador del Curso Kaibil y Kaibil No. 001, en una entrevista que me cedió me indicaba que “los Oficiales se deben de preparar para ser dignos al igual que nuestros antecesores y debemos de transmitir esa preparación a las futuras generaciones, fuera de la preparación académica-liberal recordemos que antes que todo somos militares, somos soldados y no dejemos de lado el espíritu guerrero porque si en algún momento resurge el conflicto, se necesita a ese tipo de personas y espera en dios que los oficiales sean profesionales militares, pero no desde el punto de vida de ciencia y conocimiento, sino que profesen y que les nazca ese sentimiento del servicio, de entrega, el sentimiento donde manda la obediencia, la disciplina, el honor y el estoicismo y no perder los valores ya que los principios viven eternamente”, todo esto viene a resumir el presente ensayo ya que trata de la falta de motivación e incentivo de los Oficiales Subalternos para participar en el curso “Kaibil”, siendo nosotros los oficiales de mayor antigüedad los responsables de motivar a nuestros subalternos para que estos sean lideres con capacidad y conocimientos, incentivarlos para que profesen su carrera militar realmente con espíritu de servicio para un Ejército mejor y superior.

INTRODUCCIÓN:

El presente ensayo trata sobre la falta de motivación e incentivo de los Oficiales Subalternos para participar en el curso “Kaibil”, siendo esta una problemática a nivel Ejército ya que se esta perdiendo el deseo de capacitación y liderazgo, para comandar unidades de fuerzas especiales u orgánicas que necesitan de una mayor preparación por parte del oficial, demostrando con ello falta de moral y de competencia, en la cual se deben de buscar posibles soluciones para poder incentivar a los oficiales Subalternos en beneficio de la institución.

LA FALTA DE MOTIVACIÓN E INCENTIVO DE LOS OFICIALES SUBALTERNOS PARA PARTICIPAR EN EL CURSO “KAIBIL”

Hablándoles de mi experiencia como Oficial del Ejército de Guatemala con un tiempo de servicio de 17 años y 3 meses, el haber estado de alta en 15 comandos militares y participar en el conflicto armado por 5 años, me viene a la memoria, que el deseo de querer ser “Kaibil” era de las primeras metas u objetivos que se tenían trazados a corto plazo en la mente de cada Oficial, aunado a eso la competencia que existía entre los miembros de la promoción de ser de los primeros en poseer tan codiciado y prestigioso curso, que lo haría pertenecer a la élite de las tropas de choque, a las fuerzas especiales del Ejército de Guatemala, al prestigio que este daría en la carrera del Oficial y también el ser nombrado a un puesto del servicio que se podría decir “especial” o acorde a la capacidad profesional que el curso le había brindado como por ejemplo: La Guardia presidencial, El Ministerio de la Defensa Nacional, el estado Mayor de la defensa Nacional, La Base de Tropas Paracaidista Gral. Felipe Cruz o instructor de la Escuela politécnica e Institutos Adolfo V. Hall de la república, por tales razones el oficial se motivaba a efectuar dicho curso, pero otro aspecto considero en mi forma de pensar es de que debido a la situación que se estaba viviendo derivado al conflicto armado era de que los oficiales tenían otra motivación que considero era de vital importancia, esta era que los Oficiales estaban yendo al combate con sus unidades y el Curso “Kaibil” era como un seguro de vida tanto para los oficiales como también para los soldados, allí se cumplía los famosos dichos que rezan “El entrenamiento es el mejor seguro de vida del soldado” y “mas vale mil gotas de sudor en el entrenamiento que una sola gota de sangre” y el curso les brindaba las herramientas, capacidades especiales, entrenamientos especiales, fortalecimiento físico y metal, técnicas y tácticas que utilizan las fuerzas especiales y estas se obtenían al finalizar dicho curso, les daba mayor confianza a Oficiales que serían de vital importancia para comandar a su pelotón o Compañía en el combate.
Podemos darnos cuenta que existían diferentes motivaciones para que los Oficiales se pelearan la clasificación por ganarse un puesto y participar en los diferentes cursos de Kaibil ya sean nacionales o internacionales, las plazas que estaban disponibles para cada curso eran de aproximadamente 40 espacios y los enlistados para la clasificación eran mas de 150 Oficiales para cada convocatoria, que en muchas oportunidades el primer filtro lo hacían en los comandos militares donde se estaba de alta, en el cual observaban la antigüedad y aspecto físico, asimismo el tiempo mínimo como requisito era de dos años de alta, se podía notar en los comandos militares a oficiales preparándose con anticipación para poder hacer un buen examen y clasificar, realmente se miraba la competencia y ese sentimiento del querer ser Kaibil, otro aspecto que se podía notar era de que los comandantes solicitaban a oficiales que fueran Kaibiles para que estuvieran de alta con ellos, pero esto era porque se notaba la diferencia entre un oficial Kaibil y uno que no lo era, existía una diferencia en el combate, el entrenamiento que impartían a sus soldados, el cumplimiento de ordenes y la mística que estos reflejaban, ya que el Centro de Adiestramiento y Operaciones Especiales Kaibil su misión a sido el adiestrar a comandantes y jefes de pequeñas unidades a través de entrenamiento arduo, difícil, bajo presión física y mental, también teniendo como objetivo preparar al alumno como comandante o jefe de pequeñas unidades, proporcionándoles instrucción técnica, táctica, física, especial y psicológica, para desarrollar su habilidad, conocimientos técnicos y tácticos para la conducción de operaciones especiales y otras operaciones militares. Incrementar la mística de combate, compañerismo, iniciativa, agresividad, lealtad y disciplina en los miembros del Ejército, asimismo fortaleciendo y estimulando los principios y valores tales como:
Patriotismo, Lealtad, Liderazgo, sacrificio, estoicismo, dignidad, honor, disciplina, Dedicación y superación profesional, Trabajo individual y colectivo, Deberes Morales, espirituales y sociales, Iniciativa, Moral, Conciencia del deber
Confianza en si mismo.
Todo esto era un gran reto para el Oficial aspirante, pero la recompensa siempre fue la satisfacción personal y eso se convertía en la motivación o incentivo.
Hoy en día la mentalidad y percepción de los oficiales subalternos en el sentido de la motivación o incentivo para participar en un curso Kaibil y convertirse en uno de ellos a cambiado, no existe motivación alguna, quiero mencionar según mi percepción algunos motivos que podrían provocar la desmotivación: el Oficial no esta preparado física y mentalmente, la mala preparación inicia desde su formación, luego ya siendo Oficiales no se preocupan en mejorarla, este podría ser un motivo que provoque el no interesarse, el aspecto académico-liberal, el no existir conflicto armado, la no competencia entre integrantes de la promoción por sobresalir, el ocupar puestos que hoy en día el mando no toma en consideración si es o no un Kaibil, puestos que antes el Oficial se los ganaba, por sus méritos, capacidad y cursos que poseía, razones descritas que se ven reflejadas en las convocatorias para el curso Kaibil en las cuales el Estado Mayor de la Defensa Nacional pone a la disposición Cuarenta espacios y se inscriben un aproximado de veinticinco a treinta aspirantes y terminan graduándose de siete a diez Kaibiles, esto representando un alto costo en recursos al Ministerio de la Defensa Nacional y por ende al Estado de Guatemala, situación que debe de preocuparnos y buscar soluciones a este problema, ya que son nuestros jóvenes lideres que en un futuro no muy lejano tomarán las riendas de nuestra querida institución que es el “Ejercito de Guatemala”, debemos de buscar los mecanismos para incentivar a los Oficiales Subalternos para que se capaciten y obtengan mas herramientas para ejercer un mejor liderazgo, se me ocurren unas posibles soluciones; nosotros como ejercito hemos adoptado o imitado doctrinas de otros Ejércitos y porque no imitar soluciones o formas de motivación para los Oficiales para que se profesionalicen y tengan capacitaciones extras o voluntarias para beneficio de la conducción y liderazgo de nuestras tropas/unidades, premiándolos con la asignación de puestos de importancia/relevancia, una prima o bono extra de profesionalización por cada curso adicional voluntario y ponderaciones extras para mejorar su escalafón, de estoas posibles soluciones en teoría ya existen dos, pero en la realidad no se aplican, considero que esto podría incentivar o motivar al personal de Oficiales y tendremos una competencia mas cerrada y profesional, todo esto en beneficio de la institución.

CONCLUSIONES:

1. El Ministerio de la Defensa Nacional, el Estado Mayor de la Defensa Nacional y los oficiales de mayor antigüedad, debemos de buscar los mecanismos necesarios para incentivar al personal subalterno para que participen en las convocatorias del Curso Kaibil.

2. Motivándolos y recompensándolos de alguna manera, cada quien a su nivel, tomando en consideración de que a falta de esto, cada día habrán menos Oficiales Kaibiles y como consecuencia el decrimento de nuestros lideres que comandan las unidades orgánicas a nivel pelotón/compañía.

BIBLIOGRAFÍA:

1. Resumen : Entrevista realizada al Gral. de Brigada Pablo Nuila Hub, hecha por el Cap. 1ro. Rva. de Inf. César Augusto Agreda Alvarez.

2. Principios y valores del curso Kaibil: Brigada de Fuerzas Especiales Kaibil.
3. Ensayo: Cap. 1ro. Rva. de Inf. César Augusto Agreda Alvarez.

domingo, 15 de febrero de 2009

GENERAL PABLO NUILA HUB

INTRODUCCIÓN:

El presente trabajo trata sobre la vida y liderazgo que ha ejercido el General de Brigada Pablo Nuila Hub, soldado, guerrero, formador de lideres del Ejército de Guatemala, Icono e imagen de la mística Kaibil, fundador del Curso y de una de las Fuerzas Especiales mas sobresalientes de todos los ejércitos del mundo, así mismo la historia de la creación de esta gran élite de choque.

TEMA: EL LIDER, GENERAL DE BRIGADA PABLO NUILA HUB

I. BIOGRAFÍA

Nació en Cobán, Alta Verapaz, el 16 de agosto de 1,936.
Actualmente tiene 72 años de edad.
49 años de matrimonio.
Casado con la Sra. Ana María Santos.
Tiene 3 hijos y 6 nietos.
Religión católica.
Ingreso a la Escuela politécnica en el año 1,957.
Integrante de la promoción No. 59.
Caballero Cadete No. 1,605.
Fundador y Kaibil No. 001.
Paso a la situación de retiro en el año de 1,990, después de 33 años de servicio.

II. CURSOS EFECTUADOS

· Curso Básico de Infantería, Guatemala.
· Curso Avanzado de Armas, Guatemala.
· Comando y Estado Mayor, Esc. de las Américas, Panamá.
· Curso de Escuela Superior, Argentina.
· Curso de Estrategia.
· Curso de Gobierno Militar.
· Curso de Asuntos Civiles.
· Curso de Inteligencia.
· Curso de Contra insurrección, Esc. de las Américas, Panamá.
· Curso de Contra guerrillas, Esc. de las Américas, Panamá.
· Curso de Experto en supervivencia.
· Curso de Experto en Jungla, Brasil.
· Curso de Guerra Contra Revolucionaria.

III. PUESTOS QUE DESEMPEÑO

· Ocupo todos los puestos que su grado ameritaban.
· Comandó unidades especiales.
· Instructor del I.A.V.H.
· Instructor del C.E.M.
· Instructor del Curso KAIBIL.
· Jefe del departamento de operaciones especiales de guerra irregular de la Escuela de aplicación de Armas y Servicios del C.E.M.
· Director del Centro de Estudios Militares.
· Comandante de la Zona Militar General Luis García León, Petén.
· Agregado Militar en Brasil.
· Cónsul de Guatemala en Belize.

IV. APORTES AL LIDERAZGO

· Comando unidades especiales en operaciones desde 8 hombres hasta 7,000 en Petén.
· Escribió el libro “Hitos de la Historia patria”.
· Fue un soldado, Instructor y formador de lideres.
· Fue un guerrero combatiendo en los cuatro puntos cardinales del país.
· Fundador del Curso Kaibil (Al inicio se llamó Curso de Comandos del Ejercito).
· Por su iniciativa en aquella época ese sueño, hoy en día las Fuerzas especiales Kaibil están
catalogadas entre las primeras dos a nivel mundial.
· Naciones Unidas utiliza a dos fuerzas especiales: Fuerzas especiales de Inglaterra y Fuerzas
especiales Kaibil de Guatemala.

V. FUNDADORES DEL CURSO KAIBIL

· Mayor Pablo Nuila Hub K-001.
· Mayor Jaime Rabanales Reyes K-002.
· Cap. Juan Manuel Peláez Castañeda K-003.
· Tte. Francisco Marin Golíb K-004.
· Tte. Ismael Segura Abularach K-005.
· Tte. Roberto Letona Hora K-006.

VI. ANTECEDENTES HISTORICOS DEL CURSO KAIBIL

CONDICIONES QUE ORIGINARON LA CONCEPCIÓN DE UN CURSO QUE RESALTARA LAS VIRTUDES MILITARES Y SU ACEPTACIÓN: AÑO 1,974

ORIGENES DEL CURSO KAIBIL:

En la década de los años setenta Guatemala se enfrenta con la intención británica de otorgar la independencia al territorio Belice, por el que Guatemala mantiene un diferendo y reclamo territorial desde su ocupación por los británicos.

Esta intención británica origina el desarrollo de políticas dirigidas a manifestarse en contra de la independencia de un territorio guatemalteco, otorgada por una potencia extracontinental; estas políticas abarcan también al factor militar, preparándose y diseñando el tipo de defensa en caso que en la escala del conflicto fuera necesario emplearse la fuerza militar.

La diferencia de poder militar entre Gran Bretaña y Guatemala demandaba la utilización de una doctrina diferente a la que rige la guerra regular, determinándose que la mas apropiada es la utilización de la guerra irregular. Surgiendo así la necesidad de instruir a las unidades militares en este tipo de guerra para contrarrestar el poderío militar británico, he ahí el porqué el surgimiento de la Escuela de Comandos, la que posteriormente fuera llamada Escuela Kaibil, con la intención de diseminar de los lideres de las unidades regulares la doctrina que utilizan los comandos y las Fuerzas Especiales de otros ejércitos.

El objetivo de esta intención era aprovechar la parte sur del territorio de Belice, habitada por naturales de la raza Queqchí, cuya cultura, costumbre, idioma y otras características tiene su seno en Guatemala. Con estas condiciones favorables, la formación de pocos guerrilleros para derribarlos en insurreccionales que tendrían aceptación, creando inestabilidad en el territorio Beliceño.

La situación internacional y nacional colaboración para que de una situación de confrontación pasaran ambos países a la distensión, sin embargo la doctrina ya estaba siendo diseminada en todo el Ejército de Guatemala, que con la amenaza insurreccional de corte comunista que hace nuevamente en el país, oriental el empleo del Kaibil a neutralizar este tipo de amenaza.

En el año de 1,974, siendo el oficial de inteligencia del Ejército de Guatemala, el entonces Coronel Ovidio Morales (Actualmente General de Brigada retirado), se enfrentó al problema del inició de un nuevo esfuerzo del comunismo por reorganizar sus filas ya deterioradas por las acciones a que le sometió el Ejército en años anteriores, así como también a intensificar su campaña proselitista.

Como una resultante de tal actividad se inició en la Sección de Inteligencia del Ejército una apreciación de la situación existente, siendo los resultados iniciales los que se bosquejarán en las áreas que para el tema que se desarrolla.

VII. SITUACION EXTERNA:

El vecino país de Honduras vivía en el año de 1,974 una situación político-económico convulsiva. El Gobierno de turno permitía la participación de elementos reconocidos como comunistas y éstos, dadas las posiciones e influencia alcanzadas estaban propiciando el establecimiento de relaciones diplomáticas con Cuba y auspiciando el desarrollo de agrupadores con tendencias y fines comunistas.

Se tenía la información de que existían dos centros de adiestramiento en el área de “La “Mosquitía”, en las cuales había instructores cubanos adiestrando en este tipo de lucha a elementos de varios países.

Desde luego que esta información no podía ser comprobada, pero un desastre natural, como lo fue el Huracán FIFI, lo puso al descubierto, ya que los primeros vuelos de helicópteros efectuados por las condiciones atmosféricas fueron favorables, se movilizaron de inmediato a esa apartada e inhabitada área, pero por ser la más afectada, no encontraron restos de instalaciones ni supervivientes. Estas actividades comunistas en Honduras hacían prever que en un tiempo no lejano, los comunistas guatemaltecos podrían obtener apoyo político y económico para desarrollarse y actuar.

En el Salvador, a pesar de la calma que en esa época del año 1974 se experimentaba, existían fuertes indicios y suficiente información par hacer suponer que el comunismo estaba propiciando movimientos subversivos de tipo urbano, ya que los secuestros para obtener dinero, asaltos a bancos con el mismo fin, asaltos a farmacias para obtener medicinas, principalmente del tipo de larga duración; eran indicios suficientes, a la vez que se sabía del esfuerzo comunista de penetrar las entidades obreras y estudiantiles.

Toda esa información hacía suponer que, de prosperar las actividades comunistas en ese país como lógica consecuencia, traería que los grupos subversivos guatemaltecos establecerían contacto con esos grupos salvadoreños para obtener apoyo político y económico.

VIII. SITUACIÓN INTERNA:

En la época a que se alude anteriormente, Guatemala vivía una situación de violencia en el área fronteriza con el vecino país de México principalmente en los departamentos de San Marcos y Huehuetenango. Los actos de violencia eran en su mayoría de delincuencia común, pero los servicios de inteligencia detectaron que muchos actos delictivos estaban siendo propiciados por el comunismo guatemalteco, en ciertas áreas específicas para distraer la atención de las autoridades, mientras que empleaban las otras áreas aparentemente pacificas, para recibir apoyo material y doctrinario de las organizaciones comunistas interesadas en Guatemala, con el fin de propiciar una lucha abierta mediante el empleo de guerrillas.

El PGT y las FAR se encontraban empeñados en una fuerte tarea de proselitismo, propaganda y reorganización, visando los sindicatos, centros de educación media y entidades estatales. Explotaban en su campaña proselitista, la difícil situación económica que se vivía, ya que las tensiones que este problema causaba en los estratos de la clase media (media-alta, media-media y media-baja) de la población; el PGT y las FAR esperaban manipularlas adecuadamente, para que, canalizando esas tensiones mediante cuidadosa operación propagandística, se pudiera incitar al pueblo a iniciar las acciones guerrilleras con apoyo de la población o por lo menos obtener simpatía.

En conclusión puede decirse que la situación geopolítica de Guatemala y los problemas que causaba la infiltración comunista, bien manipulados y explotados, daban un clima propicio para que en un futuro cercano se iniciara la guerra de guerrillas, ya que como puede verse, las condiciones se presentaban adecuadas para que la subversión iniciase nuevamente sus actividades en Guatemala. Puede decirse que el escenario estaba montado y los actores ocupando su lugar, esperándose únicamente el día y hora propicios para iniciar la presentación.

Ahora bien, el paso siguiente a considerar era si nuestras unidades estaban aptas para buscar, encontrar, combatir y destruir, en el campo y la ciudad, a los grupos guerrilleros que se preparaban a actuar. Se sabe que las guerrillas para sobrevivir necesitaban de todas sus fuerzas.

Tienen que resistir largas marchas nocturnas, los combates en que generalmente llevan la peor parte y su insuficiente alimentación. En los momentos de descanso se transforman en propagandistas, repitiendo la misma propaganda, no tienen tiempo para ellos mismos, ya no se pertenecen así mismos, y cuando agotados, encuentran algunas horas para dormir, prefieren admitir en bloque todo el sistema comunista con sus imperativos categóricos y las definiciones preconcebidas, que ponerse a reflexionar y/o discutir. Y en este tipo de guerra, necesitan unidades que combatan para vencer tienen que ser eficaces. En esa época se consideró que no había sitio para los hombres que conducían la guerra sin un entrenamiento especial y agresivo. Ya que en el frío universo del comunismo, el vencido era culpable y rebajaba al rango del condenado de derecho común. Ya que según los comunistas, el que lucha contra el comunismo es, por este hecho, un criminal de guerra, se coloca al margen de la humanidad.

Se considera que si el peligro comunista es el que tiene las cualidades de humanidad, intolerancia, pureza y que están locos. La primera impresión era que no estábamos preparados para enfrentarnos nuevamente a este tipo de lucha (ocurrida en los años 60’as).


IX. OPINION DE LOS OFICIALES SUPERIORES:

Conociendo la situación que se vivía y vislumbraba en un futuro cercano, se llevó a cabo un “sondeo” entre oficiales superiores, para que por medio de sus opiniones, se obtuviera una imagen de la capacidad de eficiencia combativa. Después de varias entrevistas y pláticas informales con diversos oficiales superiores, el cuadro que se presentaba no era nada alentador, ya que la mayoría de entrevistados coincidieron en que de darse una nueva situación de resurgimiento de subversión empleando la lucha de guerrillas, no se esta preparado, ya que si bien es cierto se contaba con un buen equipo militar para combatir, el hombre que lo emplearía no se encontraba apto para esa clase de lucha. Y esto debido a que los oficiales con experiencia en este tipo de lucha, después de haberse neutralizado la actividad guerrillera en Zacapa y El Petén, habían acumulado el suficiente tiempo para ascender a los grados inmediatos superiores que los alejaban de las unidades que realizaban las operaciones, para ocupar nuevos cargos dado su jerarquía. Encontrándose así las pequeñas unidades operativas comandadas por oficiales que no tenían ninguna experiencia en este tipo de lucha y lo más grave aún era que, no existía un centro de adiestramiento que les brindase experiencia por medio de la instrucción. Anudándose a lo anterior, las nuevas generaciones de oficiales subalternos pasaban más tiempo pensando en la razón de ser de las órdenes que en la mejor forma de cumplirlas.


X. ORIGEN DEL PROBLEMA:

Ante las apreciaciones de los oficiales superiores se impuso en el Ejército la tarea de llegar a profundizar en el problema. Para afrontar dicho problema deberían de iniciarse la búsqueda desde el origen de la formación del oficial, encontrándose tres etapas muy marcadas como lo son: su formación militar y su inicio en la carrera militar como oficial subalterno, desarrollo de su carácter. Sobre estas áreas de preparación, se estaba consciente que eran las necesarias. Sin embargo, no se sabe a ciencia cierta si la mezcla de las tres ha sido la correcta, en su dosificación adecuada y balanceada.

Inicialmente se tomo el desarrollo del carácter, para esta tarea se utilizaron factores intangibles como la disciplina, el honor, lealtad, inculcación del orgullo y la confianza. Pero estos factores para que sean efectivos en llenar su cometido, tienen mucho que ver en la calidad de los obstáculos y las presiones a las que se enfrente el cadete, para que éste luche contra ellas y las venza, dado el carácter espartano de los obstáculos y las normas inflexibles a que se le someta; situación divorciada completamente del ambiente cómodo, normas permisibles y actitud paternalista.

Al cadete debería tratársele en forma fuerte, física y emocionalmente. Que la palabra sacrificio esté íntimamente ligada con el proceso en la formación de su carácter y que la palabra privilegio sea únicamente empleada al ser nombrado para comandar una unidad.

En el área académica se nota el esfuerzo por producir un cuerpo de oficiales altamente educados, proporcionándosele al cadete gran variedad de conocimientos en los campos sociales, políticos y técnicos del saber. Al graduarse el cadete refleja las actitudes y principios desarrollados en su centro de formación.

XI. EL OFICIAL SUBALTERNO:

Se vio que amparándose en el principio que se le ha recalcado, pero no explicado, de buscar el bienestar de sus hombres, obvia el trabajo que implique abnegación y esfuerzo, se olvida que ante todo está el cumplimiento de la misión y que todas las comodidades con que cuenta no son la condición normal para un hombre que se prepara para el combate.

Lamentablemente no se enseña al joven oficial que el bienestar de los hombres, se les brinda mediante un fuerte entrenamiento par que pueda sobrevivir en el combate. Se encuentra él con que se le resta libertad de acción, se le coarta su iniciativa y a menudo esta situación, da como resultado el abandono, frustración y eventualmente en contratiempos penosos para las unidades operacionales, concretándose el oficial a esperar ser ordenado y guiado. Viéndose desamparados al actuar con pequeñas unidades y en forma aislada.

Continuando con su preparación militar, el Centro de Estudios Militares brinda al oficial subalterno el Curso Básico y Avanzado, a no dudar son cursos muy profesionales, pero ese “muy profesional” nos afecta, ya que además de la instrucción eminentemente militar, se brindan materias de carácter socio-político-económico, que afectan la condición de guerrero, cuando debería forjarse oficiales que hagan temblar al enemigo.

Se continuó enseñando tácticas de defensa fija en guerra contraguerrillas, reforzar campamentos, construyendo posiciones defensivas. En la guerra de guerrillas es disparatada la defensa fija, ya que el guerrillero es libre. Se mueve de un lado a otro a su capricho y voluntad; si nos ponemos a defender nuestros destacamentos o campamentos siempre serán más para atacarnos.

Por lo tanto se apreciaba que en nuestro Centro de Instrucción, se recibía gran cantidad de instrucción en el aula, cuando en la enseñanza lo importante es que el instructor sepa lo que está explicando y lo demuestre no solo con palabras sino con hechos. Una de las falacias del entrenamiento es que la experiencia no forma ya parte de la tradición. A los soldados les enseñan tácticas de combate hombres que, no por culpa de ellos, por supuesto, no han tenido ocasión de combatir y no debemos de extrañarnos de que hayan producido soldados que cometan errores garrafales y dicten órdenes inadecuadas y reglas que robotizan. No estamos creando combatientes.

Las tropas se desmoralizan y apoltronan cuando no tienen jefes competentes, jefes a los que puedan respetar y emular. Los hombres mueren porque sus jefes no saben o no quieren infundirles el espíritu de la victoria. Se escriben procedimientos administrativos normales para que los hombres los aprendan y luego se trata de corregir las violaciones después de que ocurren. Se manda sin dar el ejemplo. Los PAN son buenos y un buen jefe puede emplearlos con gran provecho, pero también un comandante de carácter débil, puede servirse del PAN como pretexto, si así lo desea.

Para terminar este párrafo, el Ejército es el lugar donde se encuentran los hombres más desinteresados y más fieles en su amistad.

La vida militar normal se amolda a una cierta forma de pereza. La vida del oficial se reparte de manera desigual, en momentos de esfuerzo, de fatiga y de peligros, junto con largos períodos de inacción y de tranquilidad.

En los momentos de esfuerzo el oficial subalterno puede llegar a realizar a pesar del miedo, del hambre y de la laxitud, actos extraordinarios que harán de él, por un solo instante, un ser más grande, más desinteresado y más resistente que los demás hombres. En los períodos de reposo se mueve amodorrado en su pequeño mundo del cuartel. El esfuerzo está entonces descartado o por lo menos muy limitado por reglas y costumbres.

XII. UNA POSIBLE SOLUCION:

El 20 de septiembre de 1,974, el entonces Mayor de Inf. NUILA HUB, presentó al señor oficial de inteligencia del Ejército de esa época, señor Coronel de Inf. DEM. OVIDIO MORALES, un estudio en el cual se proponía la creación de un Curso de “Comandos”. Este Curso se proponía para enseñar al Oficial subalterno todas aquellas experiencias con pequeñas unidades, experiencias propias del Ejército de Guatemala, sus fracasos y aciertos, las experiencias reales obtenidas del Norte, Oriente, y Occidente del país, durante la época pasadas de lucha contraguerrillas. Se hacia notar que la experiencia en ese tipo de lucha podía brindársele a los Oficiales mediante una fuerte y práctica instrucción, ya que de iniciarse una lucha contraguerrillas nuevamente, se corría con el peligro de volver a cometer errores y/o perdida de tiempo de consecuencias lamentables dada la mentalidad de guerra convencional que se tenia.

Se proponía instruir al Oficial en el propio terreno, sobre medidas de inteligencia que debe emplearse el destacamento, áreas de operaciones o Comando patrullas, así como también los métodos eficaces de captura, interrogatorios, cateo y neutralización, sobre la base de nuestras experiencias anteriores.

Se propuso un curso fuerte en el cual los Oficiales pondría en juego sus capacidades físicas y mentales, incrementándose el compañerismo y espíritu de cuerpo, partiendo del principio de que en combate el dolor une y en entrenamiento esta unión se obtiene por medio del sudor.

Se solicito que se actuara de inmediato buscando el Alto Mando del Ejercito una favorable solución, ya que se tenia el tiempo en contra. Personal para brindar ese tipo de instrucción se tenia en los capitanes antiguos y Oficiales superiores que tenían experiencia de combate, además de que habían efectuado cursos de RANGER, LANCERO Y CONTRAINSURRECCION en Escuelas del extranjero y de no aprovecharse esa experiencia, se corría el peligro que la vitalidad e ímpetu de esos oficiales se diluyera por la acción de tiempo.

En síntesis, se propuso crear el curso de Comando para preparar al Ejército en el eficaz empleo de pequeñas unidades.

El señor oficial de inteligencia después de estudiar detenidamente la propuesta la considero acertada factible, así que se dio el curso correspondiente a la Superioridad.

Se inicio el planeamiento para un curso eminentemente práctico, con una duración de 8 semanas. Las materias a impartirse se dividieron en: Entrenamiento físico, materiales especiales, entrenamiento técnico y entrenamiento táctico. Dentro de las materias especiales se consideraron:

Las guerrillas en Guatemala, causas básicas de la subversión y sus niveles de intensidad, características de las operaciones de guerrillas, organización de unidades contra-guerrillas, comportamiento militar, lectura de mapas, acción cívica, operaciones psicológicas, inteligencia y contra-inteligencia.

El entrenamiento técnico comprendida: Defensa personal, transmisiones, supervivencia, cruce de obstáculos naturales, alpinismo militar, armamento, demoliciones y medicina de urgencia.

El entrenamiento táctico se contemplo: Operaciones Aero-móviles, navegación terrestre diurna y nocturna, operaciones contraguerrillas, formación de combate, patrullaje diurno y nocturno, reacción inmediata, establecimiento de campamentos y su seguridad, evasión y escape, incursiones, emboscadas y un ejercicio final.

Cuando se tuvo el curso preparado, planificado con horarios y requerimientos, pues tenia que saberse antes que se exigiría, superar a los alumnos, se inicio con esa información la búsqueda del área adecuada. Se efectuaron conocimientos en la carta y aéreos en las áreas de Departamento de Izabal y El Petén.

El Mayor PABLO NUILA HUB, con el concepto de que el Curso debería ser bastante fuerte y difícil de superar, estaba consciente que también debería contar con el área adecuada, con felicidades de seguridad a los participantes, ya que aunque el terreno debería ser de la mas agreste. (con áreas boscosas, selváticas, montañas y pantanosas) también permitir en caso de emergencia la evacuación aérea o terrestre a requerimiento. El área que presentaba esas facilidades fue el Norte del Peten.


El Mayor NUILA HUB, juntamente con dos policías Militares y un conductor de la Zona Militar GENERAL LUÍS GARCIA LEON, ubicada en Poptún, Peten, efectuó el primer reconocimiento físico, encontrando el área adecuada, solicito al Señor Jefe de la Tercera Sección del Estado Mayor General del Ejercito, Teniente Coronel de Infantería DEM. RODOLFO LOBOS ZAMORA, que le proporcionara al primer Oficial para la nueva “ESCUELA DE COMANDOS”. Siendo así el Mayor de Infantería JAIME RABANALES REYES, con quien el Mayor NUILA HUB, reviso nuevamente lo planeado y el 12 de noviembre de 1974 se dirigieron al área seleccionada: Las Instalaciones del Destacamento Militar “LA POLVORA”, Melchor de Méncos, Petén.

Estos dos Oficiales con tres policías militares y un conductor de la Zona Militar de Poptún, iniciaron el reconocimiento físico de todas las áreas cercanas y remotas a emplearse en el entrenamiento. Este trabajo termino el 21 de diciembre del mismo año.

Con la autorización del Alto Mando del Ejército, el Mayor NUILA HUB, solicitó el equipo de Oficiales Instructores que impartieron las materias propuestas y aceptadas. Los Oficiales solicitados fueron:

CAPITÁN JAIME RABANALES REYES
CAPITÁN JUAN MANUEL PELAEZ CASTAÑEDA
TENIENTE FRANCISCO MARIN GOLIB
TENIENTE ROBERTO EDUARDO LETONA HORA
TENIENTE ISMAEL SEGURA ABULARACH

Todos los nombrados, con anterioridad habían realizado cursos de entrenamiento en diversos países en diferentes especialidades, tales como Ranger, Lanceros, Experto en Jungla. Etc.

El 4 de marzo a las 0900 horas, el Señor Jefe del la Tercera Sección, Teniente Coronel RODOLFO LOBOS ZAMORA, llamó a su Despacho al Jefe del Curso de Comandos, Mayor PABLO NUILA HUB, y le comunico que para las 1400 horas de ese día debería de proporcionar un nombre para el curso a impartirse, que no fuera el de “Comando”. Se efectuó una reunión de Oficiales Instructores de inmediato, se buscaron nombres y muchas fueron las propuestas. Entre los cuales se mencionaron: REMICHEROS, MONTAÑESES, OTONCA, NACON y otros, se llego la hora de almuerzo y no se tenia ningún nombre aun. El Mayor NUILA HUB, se retiro a almorzar a su hogar y durante el almuerzo su preocupación era tan visible, que su señora esposa ANA MARIA SANTOS DE NUILA, le pregunto a que se debía su retraída actitud. El Mayor NUILA HUB, le contó el problema que confrontaba con el nombre solicitado. Antes de regresar al Despacho del señor Oficial de Operaciones, la esposa del Mayor NUILA HUB, le mostró una revista editada en Huehuetenango, que tenía un artículo sobre un guerrero indígena de raza Mam llamado “KAIBIL”. A las 1400 horas se presento la sugerencia del nombre KAIBIL para el Curso que se impartiría y el 5 de marzo (al día siguiente de la propuesta) salió la Orden General del Ejercito No. 12-75, que en su primer punto dice literalmente:

“ORDEN GENERAL DEL EJERCITO No. 12-75.
MINISTRO DE LA DEFENSA NACIONAL.
HORA: 14:00 HORAS.
GUATEMALA 5 DE MARZO DE 1975.

DISPOSICIONES DEL MINISTRO DE LA DEFENSA NACIONAL:
DISPOSICION:

1) La tradición consolida los cimientos de la Institución Armada y habla a las generaciones venideras de paso de nuestros valores militares, exalta los ejemplos dignos de emulación y funde con perfiles imperecederos a aquellos soldados que supieron jugar su papel definitivo en la hora suprema de la historia.
Recordar a nuestros adalides indianos, genuinos valores militares que sumaron a su arrojo y valentía, el amor a su tierra, sus dones como estrategas natos y que henchidos de fervor patrio opusieron al conquistador, una férrea voluntad indomable, traer al presente sus dignos ejemplos, también, es parte de nuestra responsabilidad. Por tales razones el denominar al Curso de Adiestramiento y Operaciones Especiales de Comandos, como CURSO DE ADIESTRAMIENTO Y OPERACIONES ESPECIALES “KAIBIL”, en recuerdo al dirigente indígena cuya consagración histórica ha sido definitiva como Señor del Imperio MAM, quien nunca pudo ser capturado por las huestes comandadas por el Conquistador Pedro de Alvarado a quien opuso una tenaz resistencia demostrando sagacidad y astucia como estratega y obteniendo triunfos que la propia historia ha recogido, a pesar de la ostensible superioridad del cañón, la pólvora y cabello como armas de guerra de los conquistadores hispanos, sobre las flechas, macanas, mazas, hondas y obsidianas que constituían las armas de los naturales.
En vista de que a lo largo de cinco siglos ha seguido reverenciándose el nombre “KABIL” hombre Estratega poderoso Señor de los MAMES, a quien sus contemporáneos asignaban la astucia y la fuerza de dos tigres, ahora, con el pleno respaldo de las lees vigentes, se reitera la disposición de nominar al Curso de Adiestramiento y Operaciones de Comandos con el glorioso nombre de nuestro antepasado estratega, cuyo ejemplo seguirá alentando a quienes amen de verdad la libertad, la autodeterminación y la independencia de nuestra Patria.

Pasada la Navidad, el Mayor NUILA HUB y el Mayor RABANALES (a quien se nombro subjefe del Curso de Comandos), trabajaron intensamente para preparar las clases, cada uno en el área de su especialidad, así como asignar las clases a los Instructores autorizados, de acuerdo a las características personales y experiencias de cada uno de ellos.

Se inicio la elaboración de la lista de requerimientos de carácter administrativo y táctico en general, esperando únicamente completarla cuando los oficiales Instructores hiciesen la lista de los requerimientos pertinentes a los sub cursos asignados. En ese trabajo a marchas forzadas se llegó el 31 de diciembre de 1974.

XIII. AÑO 1975 EL NACIMIENTO DEL SOLDADO “KAIBIL” Y TIPO DE ENTRENAMIENTO QUE SE LE PROPORCIONO:

“Yo no exijo obediencia siega, excepto de un soldado” NAPOLEON.

PREPARATIVOS FINALES:

El dos de enero del 1975, el Mayor NUILA HUB, tuvo la primera reunión con sus Oficiales Instructores; les dio una explicación detallada de las razones por las que el Curso se creaba y se enfatizo en que la enseñanza seria lo mas practica posible y que en cada materia que se impartiera debería de enseñarle al alumno a obedecer, ya que en el combate y principalmente el combate contra guerrillas, no se debe tratar de comprender, sino sencillamente obedecer, pues si se quiere comprender, se acaba siendo cómplice del enemigo.

Habiéndose asignado a cada Oficial las materias a impartir, se les proporcionó el material para consulta, mapas de la región para un reconocimiento inicial en la carta y que dieran inicio a la preparación de sus planes de lección.

Con respecto a los planes de lección, es de hacerse notar que se rompió el formato normal, al fin y al cabo se preparaba un nuevo curso que requería métodos nuevos de instrucción. Los planes de lección comprendían al detalle y por escrito todo lo que debería ser expuesto y enseñado en el periodo de tiempo asignado, para que, de ser necesario, cualquier otro oficial por emergencia, podía con solo leer a los alumnos lo escrito en el plan de lección, cubrir los requerimientos de enseñanza.

Cada plan de lección se hacia acompañar de un plan de contingencia, que abarcaría todos aquellos posibles contratiempos que la casualidad pudiese poner enfrente tales como, la falla de algún equipo, los cambios en las condiciones meteorológicas que el ejercicio requería, posibles extravíos, desorientación o perdida por parte de los en el terreno, accidentes, muerte de algún participante y otros. Este trabajo abarco el mes de enero.

En el mes de febrero, con los planes de lección esbozados se dirigieron al terreno. Cada Oficial efectuó reconocimientos aéreos mediante helicópteros en el área asignada para su trabajo las veces que considero necesario; posteriormente efectuó su propio reconocimiento físico en el terreno, constatando paso a paso el ejercicio planeado, hasta que llegaron a conocer el terreno como la palma de la mano, para estar preparados ante cualquier eventualidad que referente a ubicación en el futuro pudiera presentárseles.

Al considerar el oficial instructor que su ejercicio estaba listo, lo explicaba y revisaba con el Jefe y el Sub-Jefe de Curso, y al estar aprobado se conducía el ejercicio actuando el resto de los Instructores como alumnos.

Posteriormente todos conducían la crítica, se hacían los reajustes y el ejercicio se daba por aceptado.

A la par de este trabajo se efectuaba, se conducía u entrenamiento físico intensivo cada cual buscaba la hora que mejor le convenía para endurecerse. Generalmente coincidían en inicia el ejercicio físico de las 1200 ó 1300 horas en adelante, que es cuando el sol es mas inclemente en El Petén.

Se prepararon soldados de Poptún y un pelotón de tropas paracaidistas (que actuarían en el curso como agresores) en las aulas, en el campo y la pista de obstáculos de Infantería. El trabajo fue agotador, el Jefe del Curso presionó al máximo a los futuros instructores, les hizo trabajar de día y de noche; no existió un horario de trabajo; se trabajaban las 24 horas del día.

Aprendieron que el oficio de esa época en adelante seria el de enseñar a otros a combatir. Caminaron hasta casi reventar de fatiga y volvieron a encontrar que a pesar del esfuerzo, se conserva intacta una reserva de energía que en el instante preciso les formaba ágiles, flexibles y precisos para disparar y actuar. Pero lo mas interesante aun fue que vieron nacer un compañerismo y espíritu de cuerpo entre el grupo, sintieron lo que significaba la abnegación y sacrificio en carne propia. Se compenetraron de su función de Instructores, del beneficio que esa instrucción traería para el futuro del Ejército y que el Destacamento Militar “La Pólvora” ubicada en “El Infierno”, Melchor de Méncos, seria un monasterio militar, en el cual los jóvenes oficiales alumnos renovarían sus votos castrenses. Se edificaba paso a paso el monasterio de los monjes de la guerra donde nació el espíritu de la mística “Kaibil”.

Los instructores se compenetraron que era necesario analizar, explicar y por ultimo conversar para que la instrucción fuese eficiente.

Retomo el grupo a la ciudad capital en los primeros días del mes de marzo. Se recolectó material de instrucción y se ultimaron los detalles, todo absolutamente todo, hasta donde las capacidades de cada elemento lo permitían, fue calculado. En apariencia no se había descuidado ningún detalle, ya que incluso se previeron situaciones que parecieron no solo remotas sino imposibles.

XIV. NOMBRE DEL CURSO Y UNIFORME:

Ante el esfuerzo que implica superar un Curso de esta naturaleza, se requiere de un estimulo tangible al que lo finalice. El hombre de por si es vanidoso; el soldado que efectúa un entrenamiento en el cual ha arriesgado su vida, su integridad física y emocional, desea un distintivo que le haga notarse diferente a los demás. Así fue como el Mayor NUILA HUB, propuso y con grandes reservas inicialmente se aceptó un uniforme de jungla diseñado por él mismo, el distintivo y la boina púrpura. Se buscó ese color de la boina bastante llamativo, por la siguiente razón: Si el Curso llenaba su cometido, si se lograba hacer cambiar la mentalidad del Oficial, este aceptaría, postura y mantendría en alto el prestigio que esa boina púrpura le otorgaba. Fue efectiva la apreciación y los ejemplos se tienen hoy día a la vista.

El primer curso se impartió a Caballeros Cadetes de último semestre y su inicio fue el 31 de marzo de 1975. El retorno a El Infierno se programó para el 10 de marzo.


XV. MISION DEL CURSO KAIBIL:

Preparar a Comandantes de Unidades menores. Desarrollar la iniciativa y mantener la moral en toda situación, principalmente en situaciones difíciles y en operaciones especiales.

XVI. CAPACIDADES DEL CURSO KAIBIL:

Proveer al Ejercito de Comandantes de unidades menores, eficientes y diestros, capaces de entrenar pelotones y compañías en operaciones típicas “Kaibil” y de contra guerrillas.
Incrementar en los oficiales subalternos, Cadetes, especialistas y tropa, las cualidades de mando proporcionándoles la oportunidad para aplicar los conocimientos que tengan o adquieran por medio de las practicas de combate a conducir.

XVII. RESULTADO FINAL:

Posiblemente la definición o significado militar del termino “KAIBIL” aplicado a un soldado después de haber superado este entrenamiento, debió de haber sido expuesto al principio, pero se prefirió describir primero su entrenamiento para definirlo al final.

XVIII. “KAIBIL”

Un comprendido del soldado guatemalteco, capaz de sobrevivir y pelear en cualquier lugar sin importarle si en la lucha va acompañado o solo. Su acondicionamiento físico es torturador y su entrenamiento exige una amplia variedad de aptitudes y técnicas. Aprende a matar con sus manos, como también a usarlas con la habilidad de un cirujano. Aprende a vivir de la tierra y emplearla para que sirva a sus designios. Es, en una palabra, un soldado superior, un hombre mas duro y mejor dotado para sobrevivir a para llegar ser un soldado mas eficiente y superior a cualquier otro.

XIX. PRIMER CURSO:

Posiblemente quien mas estaba mas expectante era el Señor Jefe del Estado Mayor General del Ejercito de esa época, señor General de Brigada ROMEO LUCAS GARCIA, ya que el había creído en la necesidad del curso; lo había avalado, presionando para su creación y visitado constantemente para ver su desarrollo.

Pasado cierto tiempo principiaron a unirse los efectos; estos se manifestaron en la sensación que causaba a la Oficialidad Superior y Subalterna el tipo de conducta militar puesta de manifiesto por los “Kaibiles”, ya que trabajaban mas que los demás sin horario definido comprendían a su tropa, predicaban con el ejemplo, irradiaban una confianza y autosuficiencia que les fue molesta a los “otros”, rompieron la rutina de los ejercicios físicos en grupo de cuartel, ya que pedían su unidad para exigirles y conducirla ellos mismos, los pelotones que tenían un Comandante “Kaibil”, se sentían superior a los otros y principiaron a rendir mucho mas. La contra ofensiva de los “otros” no se dejó esperar, les asignaron los peores trabajos, los mas difíciles y arriesgados, y a Dios gracias, los “Kaibiles, salieron airosos.

Como consecuencia lógica, los Comandantes de Compañía aunque se sentían molestos por no tener el mismo entrenamiento que sus subalternos, empezaron a confiar en ellos. Los oficiales S-3 sugerían a sus Comandantes a que se solicitaran Kaibiles para llenar vacantes. Al fin llegó el momento esperado por todos los involucrados en el Curso “Kaibil”, los Oficiales subalternos clamaron por instrucción de ese tipo y el grifo de instrucción Kaibil se abrió al máximo.

XX. CONSOLIDACION DEL CURSO KAIBIL:
Se impartió Kaibil con más intensidad, Desfilaron por el Curso Capitanes, Teniente, Subtenientes de todas las armas y Cadetes. Al cabo de año y medio, los resultados que se pudieron observar fueron los siguientes:

Comandantes de Zonas, Brigada y Bases Militares pedían que se les asignasen Oficiales Kaibiles para sus unidades operacionales. Con gusto aportaban personal de apoyo para el curso, pues los especialistas que se enviaban a servir durante las 8 semanas del curso regresaban con un espíritu renovado de trabajo y de combate, esto debido a que en el curso se les imponía una rígida disciplina, tenían que emplearse al máximo pero con el mínimo riesgo de su equipo, cada uno conduciéndose en su área como un combatiente más. Se les hacia efectuar servicios de seguridad y se les obligaban a aprender el manejo, conservación y empleo de su arma individual.

Los jefes de servicios al conocer el tipo de curso que se impartían, enviaron equipo militar que se pensaba comprar o modificar para ser aprobado; fue así como se probaron radios, fusiles, botas, uniforme y otros, ya que al fin de un curso, habiéndose proporcionado el equipo de prueba, se elaboraban un uniforme de las ventajas y/o desventajas de cada articulo.

Los Oficiales Superiores con más confianza planeaban Operaciones y ponían a funcionar áreas de operaciones nuevamente con la seguridad creyendo “Kaibiles” comandando las unidades las unidades de tropa los resultados serían tangibles.

Los Oficiales subalterno que no habían hecho el curso “kaibil”, ante la búsqueda de los comandantes por Kaibiles para sus unidades, se vieron desplazados y decidieron enfrentarse al curso.

Los Kaibiles trataban de superar su actuación cada día para poder optar a puestos en las unidades y cuerpos selectos.

Las actividades y nueva actitud de las unidades transcendentes dio hasta el público y se vieron mencionados los Kaibiles, tanto dentro del territorio como en el exterior, por medio de la prensa hablada, escrita y televisada.

Nunca hay ni habrá suficiente Kaibiles pero, en 1976, el sueño abrigado por todo los kaibiles se vio materializado. En la zona Militar General “LUÍS GARCIA LEON”. Poptún, Petén, se creó la primera compañía “Kaibil” pero lamentablemente tal como sucede con una unidad élite, no le pertenece a nadie. Esa compañía fue llevada a efectuar trabajos operacionales en todo el territorio y desafortunadamente, por disposición Presidencial, fue disuelta. Las razones. Lamentablemente el conocimiento no llega a tan alto nivel. Pero el deseo de los comandantes d tener unidades kaibiles, en vez de crecer ha aumentado, fue así como en Acuerdo Ministerial número 9 de fecha 29 de enero de 1.990, publicado en la Orden General para Oficiales número 1-90 de fecha 31 de enero 1,990 se acuerda crear el agrupamiento de Fuerzas Especiales “Kaibil”.

CONCLUSIONES.

El presento trabajo de investigación lo concluyo con unas palabras obtenidas de la entrevista que le realice al General Pablo Nuila Hub en el cual me dice que el líder será aquel, al cual sus hombres lo siguen, por su ejemplo, capacidad, conocimiento, tomando en consideración la preocupación en el comando, sus hombres y por último uno como persona, complementando con la frase celebre hecha por el “Si Avanzo sígueme ……”

RECOMENDACIONES:
Como oficiales del Ejército debemos de tomar muy en cuenta los ejemplos de los grandes lideres de la historia, no importando si son extranjeros o nacionales, ya que nosotros ejercemos mando sobre nuestros subalternos y por lo tanto el liderazgo que nosotros ejerzamos debe ser aplicando todos los conocimientos que hemos acumulado en el recorrido de nuestra carrera, hacer que nuestros subalternos nos sigan y nos admiren pero por nuestra capacidad y nuestras cualidades y todo esto en beneficio del cumplimiento de la misión.


BIBLIOGRAFÍA:
Entrevista hecha por mi persona al Gral. Pablo Nuila Hub.
Historia del Curso Kaibil, Brigada de Fuerzas especiales "KAIBIL".

RAFAEL CARRERA

I. INTRODUCCION:
El presente trabajo tiene por finalidad conocer la biografía, antecedentes y liderazgo desarrollado por el General Rafael Carrera quien es parte de la historia de Guatemala, habiendo dejado un gran legado y avances a nuestro país durante el siglo XIX.
Es importante que los Señores Oficiales Alumnos del Curso Avanzado de Armas den importancia a este tema de investigación como una contribución en la materia que se está estudiando. La metodología utilizada durante el presente trabajo fue la investigación bibliográfica, destacando entre los objetivos algunos de los aportes hechos por este personaje en tributo al liderazgo nacional, asimismo y en contraposición, se hará referencia de los desaciertos que lo han marcado a través de la historia de Guatemala, cubriendo con ello, los requisitos hechos por el instructor.

II. BIOGRAFIA
José Rafael Carrera y Turcios, nació en lo de Rodríguez, Ciudad de Guatemala, el 24 de octubre de 1814, Hijo de Simón Carrera Gómez y Juana Rosa Turcios Díaz contrajo matrimonio con la Señora Petrona García Morales. Falleció el 14 de abril de 1865 y sus restos se encuentran en las criptas de Catedral Metropolitana.
Su partida de nacimiento está en la Parroquia de Candelaria. Hombre de corta estatura, de pelo liso y negro, de mirada severa, activo y astuto, tuvo una vida muy turbulenta, pero llegó a ser uno de los principales hombres públicos de Centroamérica y dió a Guatemala un largo período de paz y estabilidad. Su figura generó grandes pasiones a favor y en contra, ya que la historiografía liberal siempre lo describió en términos peyorativos y los conservadores defendieron sus actuaciones, llamándole Caudillo Adorado de los Pueblos.
1837, participó al mando del Ejército Popular en la revuelta que derrocó a Mariano Gálvez, Carrera invadió El Salvador en octubre de 1838, pero fué derrotado por Morazán, en marzo de 1839, Carrera y Morazán volvieron a enfrentarse militarmente, con victoria del primero, lo cual significó la desaparición de la Federación de América Central, en manos de Morazán.
En diciembre de 1844 asumió la presidencia de Guatemala.
A partir de 1854 gobernó dictatoríamente, si bien, desde su posición, mejoró las relaciones con España, dentro de las batallas importantes que se le atribuyen se encuentran:
A. La del Cuartel de Mataquescuintla.
B. La de Ambelis en Santa Rosa.
C. Batalla de la Arada.
III. LOGROS ALCANZADOS:
Dentro de los logros alcanzados por el General Rafael Carrera se pueden destacar los siguientes:
El 18 de marzo de 1840, siendo Morazán jefe de estado de el Salvador, invadió a Guatemala con 1500 soldados apoderándose de la ciudad, a raíz de esto Carrera tuvo que huir, pero inmediatamente preparó a 5000 soldados y contra sitió la plaza, habiendo triunfado y recuperado la plaza al día siguiente, 19 de marzo.
El 2 de abril de 1840, en la ciudad de Quetzaltenango un grupo funda el Estado Secesionista de los Altos el cual pretende independizarse de Guatemala, acción que lleva a Rafael Carrera a actuar en contra de estos.
Durante el gobierno de Rafael Carrera se inició en Guatemala el cultivo del café, que habría de convertirse en el principal producto de exportación.
Rafael carrera fue el último Presidente del Estado de Guatemala y el primero de la República.
Asumió el poder en 1844, nombrado por el clero y el partido conservador
1851 fue nombrado Presidente Vitalicio.
El 21 de marzo de 1859 proclamó la creación de la República de Guatemala, la cual gobernó hasta su muerte, en 1865
Mandó a construir el hospital San Juan de Dios.
Fomentó el cultivo de la grana.
Estimuló la minería.
Ordenó la acuñación de excelente moneda de oro y de plata.
Construye el primer camino carretero hacia el Atlántico.
Se coloca el alumbrado público en la cuidad.
Crea el primer cuerpo de Policía Nacional.
Protege la integridad territorial del país.
IV. DESACIERTOS:
Algunos desaciertos durante la vida de Rafael Carrera y que de alguna forma marcan los destinos de Guatemala son los que a continuación se describen:
Como consecuencia de los crímenes cometidos y muchos abusos, el 2 de febrero de 1838 los departamentos de Quetzaltenango, Huehuetenango, Quiché, San Marcos, Totonicapán y Retalhuleu, acordaron formar el sexto estado de la Federación Centroamericana o Estado de los Altos.
En octubre de 1838 Carrera invadió a El Salvador, pero fue derrotado por las fuerzas de Francisco Morazán Quesada.
Firmó el decreto del 21 de marzo de 1859 donde proclamaba a Guatemala como República soberana e independiente, separándola así definitivamente de Centro América, autoproclamándose fundador de la nueva República.
La figura de Rafael Carrera, ha sido muy cuestionada por la historiografía liberal que lo ha considerado como un gobernante despótico que retrasó el desarrollo de Centroamérica y contribuyó a la desintegración de la Federación Centroamericana.
Su error fatal fue haber firmado el tratado del 30 de abril de 1859 con el Gobierno Británico, donde cedía el territorio de Belice, acción que Guatemala no le perdonará jamás y que a la fecha se sigue proceso en tribunales de la Haya.
V. CUALIDADES DE LIDERAZGO:
Dentro de los rasgos característicos de liderazgo más evidentes se encuentra:
Coraje.
Autoridad decisiva.
Confianza
Iniciativa.
Abnegación.
Resistencia.

Los factores de liderazgo mas destacados:
Los subordinados: Factor determinante, la identificación de los soldados con el General
Rafael Carrera ya que provenía de un hogar de escasos recursos y de analfabetas.
El jefe:
El carisma que poseía, la experiencia en el campo de batalla fue de suma importancia en el
desarrollo de sus campañas.
La comunicación:
Su facilidad para comunicarse con sus subalternos fue un factor decisivo ya que con este
logro el apoyo incondicional de su tropa.
La situación:
La coyuntura del país en ese momento propicio el apoyo a sus campañas.

VI. CONCLUSIONES

En conclusión Rafael Carrera llegó a ser uno de los principales hombres públicos de Centro América por su liderazgo, su gobierno fue dictatorial, sin embargo dentro de las batallas que desarrollo y que tuvo éxito la tropa lo seguía por el liderazgo que el ejercía, no importando que estos estuvieran con sus ropas garrapientas, cansados y sin equipo adecuado, la tropa solo miraba al guía y líder que tenían por delante, aunado a esto la comunicación que poseía con ellos.

VII. BIBLIOGRAFIA
www.prensalibre.com/pl/domingo/archivo/revistad/2007/agosto07/190807/ciudad.shtml, lugares donde se encuentran enterradas las personalidades de Guatemala.
www.biografiasyvidas.com/biografia/c/carrera_rafael.htm, Biografía del General Rafael Carrera.
www.es.wikipedia.org/wiki/Rafael_Carrera_y_Turcios , Historia de Rafael Carrera.
www.afehc-historia-centroamericana.org/index.php?action=fi_aff&id=1676, Historia del General Carrera, sus logros y desaciertos.
VIII. El anterior trabajo de investigación fue elaborado por los siguientes Oficiales:
Capitán 1ro. De Infantería CARLOS MARROQUIN MARROQUIN
Capitán 1ro. De Infantería JUAN PABLO SOTO ANLEU
Capitán 1ro. De Rva. Infantería CESAR AUGUSTO AGREDA ALVAREZ
Capitán 1ro. De Aviación P.A. GIOVANNI CIFUENTES REYNOSO
Capitán 1ro. De Caballería JULIO JOSE MORAN SOLOGAISTOA
Teniente de Navío ALEJANDRO SAUCEDO CONDE


Guatemala, febrero de 2,009.

KARAOKES JUAN LUIS GUERRA

video

KARAOKES JOAN SEBASTIAN

video

KARAOKES VICENTE FERNANDEZ

video

COMENTARIO DE LA PELÍCULA “EL GRAN RESCATE”

COMENTARIO DE LA PELÍCULA “EL GRAN RESCATE”
El lugar donde se desarrollo “El Gran Rescate”, fue en las Filipinas en el año de 1,945, este fue un hecho bélico de la segunda guerra mundial, los protagonistas de esta gran hazaña fueron los integrantes del sexto batallón de Rangers comandada por el Teniente Coronel Henry Mucci, a ellos les fue encomendada una misión riesgosa de liberar a mas de 500 prisioneros de guerra, supervivientes de la trágica marcha de la muerte que le siguió a la batalla de Bataan, quienes se encontraban en cautiverio en el campamento Japonés de Cabanatuan, el sexto batallón tendría que recorrer un aproximado de 30 millas para llegar al campamento y librar una serie de obstáculos para no ser detectados por los Japoneses dentro del territorio enemigo, a ese grupo se les une un grupo revolucionario Filipino que los apoyara en el rescate, situación que vendría a ser de mucha ayuda en el planeamiento y la ejecución del plan para el rescate, ya que ellos eran conocedores del área y del enemigo, también otros colaboradores eran la señorita Mina, Cora y Margaret Uttinsky, quiénes apoyaron proporcionando medicina de forma clandestina al campo de prisioneros, salvando muchas vidas, mas no pudo salvar la de su prometido el Mayor Gibson, cabe mencionar que los prisioneros de guerra fueron abandonados por mucho tiempo, pero no olvidados, ya que se planifico una gran operación para llevar a cabo el rescate acción que le fue encomendada al Capitán Prince, haciendo una gran planificación de la operación, se creía que este podría ser un rescate imposible y que el tiempo era el enemigo número uno, ya que los Japoneses estaban eliminando en masa a los prisioneros de guerra, el comportamiento por parte del ejército Japonés en el campo de prisioneros era inhumano, en el cual sus valores, principios morales y su ética contrastaban con los convenios de ginebra con el trato que se les debía de dar a los prisioneros de guerra, cometiendo los Japoneses múltiples violaciones a los derechos humanos, por lo que el rescate era de suma importancia,
En resumen la película “El Gran Rescate”, tiene cuatro tramas siendo ellas: Los preparativos del rescate, una historia de amor, la vida en el campo de prisioneros y el movimiento de resistencia Filipina, pero mi comentario final en este caso sería, que de acuerdo a la tarea que me asignaron para analizar en esta película fue, si el Ejercito Japonés tenía valores morales y éticos en su actuar en el campo de prisioneros, yo concluyo anteponiéndome desde el punto de vista del ejercito de EE.UU. que el ejercito Japonés no tenía valores y mucho menos ética, porque en ese tiempo ya existían los tratados internacionales, específicamente a lo que se refiere al trato de los prisioneros de guerra, ellos cometieron una gran cantidad de violaciones a los derechos humanos, cabe hacer mención que la película esta hecha por norteamericanos y no puedo saber realmente cual fue la otra parte de la historia, o sea la actuación real del ejercito japonés, así mismo la verdadera actuación del ejercito de EE.UU., pero lo dejo a la percepción, análisis e interpretación que el lector de este resumen le pueda dar.

Capitán 1ro. Rva. de Inf. César Augusto Agreda Alvarez
Oficial Alumno del Curso Avanzado, Promoción LVIII.